Cine

El cine es ya más antiguo que la propia sociedad. A través de los siglos, las personas, con sus distintas costumbres y en sus épocas características, han querido transmitir parte de sus conocimientos gracias a inventos revolucionarios. Pero ninguno ha sido tan potente como el del cinematógrafo, que hasta 1895 no patentarían los hermanos Lumière

Con sus imágenes fotográficas en movimiento, consiguieron que los primeros espectadores salieran despavoridos al ver un tren que iba directamente hacia ellos. En la actualidad, eso nos podría parecer absurdo. Pero bien mirado, tampoco nos diferenciamos tanto con la gente del siglo XX. 

Ver una película significa sentir. Te emocionas, sueñas con ser parte de esa historia, aunque sepas desde el principio que no es real o que, en algunos casos, ya fue vivida por otras personas. No sabes cómo traspasar la pantalla para intentar sentir en primera persona lo que sienten esos personajes. Pero lo cierto es que ya lo hacemos: miedo, ira, sorpresa, tristeza, desesperación, pánico, confusión... 

Gracias a las cintas conocemos las inquietudes, las modas, las sociedades y muchos detalles más que, aunque vengan escritos en los libros, no sabríamos identificar con la mirada. Porque las lentes de estas potentes máquinas nos han hecho llegar hasta nuestros días un legado que ya ha cumplido más de un siglo de vida. Unos rollos de película que cuentan hechos, ya sean ciertos o no, que nos transmiten una idea. 

A veces no soportamos y criticamos el papel que está desarrollando alguien, pero lo que es seguro es que también existen esos personajes que nos llegan y calan hondo. Esos nombres que pasarán a la historia del cine por participar de una película que nos hizo sentir algo. Porque puede que, al fin y al cabo, no seamos tan distintos de aquellos que corrían atemorizados por un tren. 





En este apartado encontrarás vestuario destacado de películas y personajes que han protagonizado títulos en la gran pantalla. Puedes acceder a los contenidos a través del siguiente enlace: