Caitlin Snow (The Flash)

Hace ya algún tiempo, uno de los post iba dedicado a Felicity Smoak, una de las protagonistas femeninas de Arrow. En esta ocasión, el vestuario lo protagoniza Caitlin Snow (Danielle Panabaker), el personaje que sigue el mismo rol (salvando las diferencias) en la serie de televisión The Flash. A pesar de que ambas tienen ciertos aspectos similares, ni el carisma  ni el estilo es el mismo. Para nada. 



A este personaje se le conoce desde el principio por ser una bioingeniera de los laboratorios S.T.A.R. Ella es una de los integrantes del equipo de Barry Allen junto con Cico Ramón. A pesar de que los tres son científicos reputados, ella es más estricta, con diálogos menos atractivos y con una constante atracción por lo serio y las normas. No es un personaje carismático ni atractivo, pero sí que denota cierta fragilidad que nos hace tener más empatía con ella, pese a su rígido carácter

Siguiendo este peculiar tipo de personalidad, Caitlin Snow tiene un armario muy básico, como si en vez de ser una bioingeniera joven y con una vida prácticamente acomodad, viniera de otra generación. Aunque, como casi todos los personajes de esta ficción, ella también cuenta con un alter ego (Killer Frost) en el planeta alternativo llamado Tierra-2 -con un vestuario sencillo pero más vistoso, inundado de cuero negro y piezas hiper ajustadas a su figura-. 



Su estilo es muy serio y formal, distando mucho de las otras protagonistas femeninas que aparecen de manera fija o en pequeños cameos especiales. Sus colores son demasiado básicos, sin ir más allá de los diplomáticos azules marinos, tonos tierra apagados y algunos ocres mezclados con negro. De los estampados tampoco hay mucho que decir, ya que son sencillos y poco dinámicos

A todo ello debemos añadir que no utiliza escotes, ni piezas demasiado ajustadas o espaldas abiertas. No hay muchos rasgos que llamen la atención en su vestuario. A pesar de qué sí que casa a la perfección con su posición psicológica. Los tacones sí que estarán más puestos a la modernidad, aunque no demasiado altos tampoco. 

En su armario podemos encontrar una variedad de piezas que se combinan a partir de los siguientes cortes: vestidos hasta la rodilla con estampados sutiles, faldas lápiz diplomáticas, blusas poco ajustadas pero no muy bombachas y modernas, camisas con cuello bebé o redondo, además de piezas de manga corta en efecto recto o sin tirantes. Sí que aparecen algunos cinturones finos anudados a la cintura, aunque este efecto no consigue desmontar su figura recta y de pocas curvas. 




En algunas de las piezas más vistosas sí que conseguimos ver algunos pequeños detalles más juveniles, como volantes sutiles en los bajos de algunas blusas o cierre en la espalda de algún que otro vestido que permite ver un poco de piel por la espalda. Más allá de eso, las americanas suaves y abrigos con líneas poco exageradas serán las que pondrán la guinda a su vestuario diario. Además, claro está, de la bata de laboratorio

Por último, los accesorios también son dignos de destacar. Lo que suele lucir son collares de perlas y pendientes poco llamativos. El maquillaje también seguirá la misma línea con toques naturales y sencillos, propio de los colores tierra y los delineadores finos. 



"I don't always dress 
like a high school principal"






Vestido midi con estampado a rayas de ASOS
Chaqueta americana con efecto brillante de KIABI
Abrigo tranca cláscio en camel de MANGO
Falda lápiz básica negra de ZALANDO
Blusa sin mangas con cuello redondo de EL CORTE INGLÉS

Comentarios