Una bella muy bella

La mítica película de La Bella y la Bestia ha llegado ya (por fin) a nuestras vidas. Muchos seguidores de la historia en la que destaca la belleza que hay en el interior, tal y como dice la canción, destaca gracias al protagonismo que su principal actriz ha demostrado. A lo largo de las distintas premier que se han sucedido en las últimas semanas, el estreno no ha supuesto un éxito en la recaudación, sino también en el estilismo de Emma Watson. 





Tras recorrer las principales ciudades de Estados Unidos y la Europa más occidental, la actriz ha aportado por un look muy personal. Destacando las piezas negras, con cortes asimétricos y los monos como foco de atención, la artista ha demostrado mucho glamour. Además de sus declaraciones ante las críticas de algunos usuarios, Watson ha combinado a la perfección su carisma con el papel de activista femenina. 

Sus siluetas en los vestidos largos y midi o los monos ajustados denotaban una estética propia de una mujer muy segura. Haciéndose eco del empoderamiento femenino, a su capacidad de actuación le ha sumado su personal toque reivindicativo. Por eso no es de extrañar que veamos a una Bella más segura de sí misma y fuerte, así como la misma actriz ha demostrado lucir en todas sus apariciones públicas abanderando la película. 

Su Louis Vuitton fue uno de los más llamativos, lucido en París y formando parte del preludio de lo que sería un desfile de moda sostenible. Watson se ha encargado personalmente de que cada firma que ella luciera se hiciera responsable de la creación y recogimiento de materiales sin dañar al medio ambiente con ninguno de sus procesos. Aunque Oscar de la Renta fue el diseñador que más se repitió en el armario de su gira. 

Aunque tampoco podía faltar ese guiño especial que la actriz quiso dedicarle a su personaje de ficción. Con un vestido largo de tul con tirante fino y en amarillo firmado por Dior, así fue como apareció en la gala de Nueva York. Un rostro despejado que simulaba unos rasgos aniñados. 


Comentarios

POPULARES