The Originals

Serie que destaca sobre todo por sus infinitos cambios de vestuario (va cambiando de épocas de vez en cuando) y diferentes tipos de estilismos dependiendo de si es un aquelarre de brujas, una manada de hombres lobo o la familia de vampiros más antigua de la ciudad. Al situarse en Nueva Orleans, las mezcla de lo contemporáneo con una estética de los años 20 en la actualidad, puede resultar de lo más normal. 



La familia Mikaelson proviene de un linaje de terratenientes del este de la Europa Medieval, emigrados al Nuevo Mundo donde nacieron sus cinco hijos. Aunque durante la trama irán desgranando nuevos miembros, estos son los principales componentes que conocemos a través de los libros y la serie principal, Crónicas Vampíricas o Vampire Diaries


Sus siglos en el mundo les han dotado de un conocimiento de las relaciones y la evolución social muy peculiar. Frente a las diversas complicaciones que se avecinan en su larga existencia, a la familia Mikaelson se les reconoce con facilidad gracias a su estilismo elegante y sofisticado

Ellos, ya sea en una serie u otras, siempre les verás enfundados en trajes de alta calidad. Puede que en alguna ocasión aparezcan en mangas de camisa o sin el total del traje puesto, pero su look siempre denotará cierto rango social elevado y el comportamiento siguiendo las normas protocolarias de cara al público. 

A las mujeres Mikaelson, que durante la trama de The Originals conoceremos principalmente a Rebeka y Freya, tienen un toque más moderno. Sus ganas de influenciarse de los avances sociales y las nuevas modas está incluido en un vestuario donde se incluyen piezas con cortes más sexy y complementos más llamativos. Aun así, el porte de la familia seguirá siendo uno de los factores que más llamarás la atención, ya que se distinguen de un linaje u otro dependiendo también de su comportamiento. 

Cambiando de bando, los hombres lobo, los principales enemigos mortales de los vampiros, aparecen como seres desterrados que hacen vida en mitad del bosque. Un lugar natural a la esencia lobuna que se esconde entre sus genes. Sobre todo como medio de protección a la hora de la transformación de humano a animal mitológico. 


Su principal rasgo y característica, ya sea en cuanto al vestuario femenino -que todavía se conservan algunos ejemplares hembra- y el masculino es muy similar: el estilo campero. Con piezas toscas y duras, colores apagados como marrones oscuros, rojos o negros forman el armario de casi todos los miembros de la manada. 

Las camisas de cuadros de tipo leñador junto con los pantalones de tela, las botas de trabajo toscas y las camisetas básicas ajustadas dan una sensación de robustez de los cuerpos. Así será fácil de identificar a los lobos, ya que la estética del pelo largo para ellos y las barbas aparentemente descuidadas también darán cuenta del vestuario completo de este clan. 

Por último, el aquelarre de brujas más antiguo de Nueva Orleans se encuentra entre dos vertientes de estilo. Primero conoceremos a Davinia, una joven hechicera amiga de Marcel, el antiguo jefe de los vampiros durante la partida de los Mikaelson de la ciudad. Ella, al ser un integrante joven de la partida de brujas, tiene un estilo más moderno y menos antiguo. 


Al igual que muchas de sus compañeras que comparten un rango de edad parecido al suyo, vestidos de tela estampados o faldas midi plisadas, accesorios coloridos, piezas más juveniles y botas de tacón bajo serán sus principales look. Siempre con un toque místico a través de ciertos complementos con motivos ancestrales, como estrellas, plumas, lunas o atrapasueños, el vestuario de las jóvenes del aquelarre será muy fácil de entender. 

Aun así, también existe el otro punto de vista: el de las brujas más antiguas o las que ya comprenden una edad más adulta. Estas compartirán la esencia de los tradicionales pañuelos, pendientes largos y túnicas representativas del estilo curandero. Son personajes que esconden mucha magia en su interior y que ofrecen el servicio de la hechicería como método de vida. De ahí que su vestuario pueda confundirse con la de un santero. 


"In every moment, 
the chances past"





Comentarios