La polémica de Streep

La actriz estadounidense ha sido muy crítica con la falta de igualdad social en su país, por la necesidad de un sueldo más equitativo y por la defensa del feminismo. Así ha sido Meryl Streep en lo que llevamos de año -aunque sus reivindicaciones son conocidas desde hace ya tiempo-. Esta vez le ha tocado a la mítica casa Chanel, a la cual siempre se ha ligado para acudir a los eventos protagonizados por los Premios Oscar





Este año pudimos ver a una esquiva actriz con la alfombra roja y que, además, no lucía ninguno de los vestidos de la casa. La razón es simple: la maison había denunciado mediante un comunicado público que Meryl Streep no había aceptado llevar un diseño hecho a medida -y el cual ya tenían a medio terminar- para acudir a la gala, según ellos, porque no le habían ofrecido dinero a la actriz. Eso se creía hasta que Streep y su departamento salieron a desmentirlo. 

Enfundada en un vestido del diseñador libanés Elie Saab, Meryl Streep acudió a la gala pero eludiendo los focos de las cámaras que apuntaban hacia la alfombra roja por la que desfilan los looks más impresionantes del año -aunque llevan unos años en los cuales solo deslumbran unos pocos-. Ella decidió desmentir el comunicado de Chanel, diciendo que su decisión se fundamentaba en otra posición totalmente distinta a la que habían dicho. 

Para empezar, Streep eligió al libanés para darle su apoyo por las críticas que Karl Lagerfeld le había mandado hacía unas semanas atrás. La decisión de cortar con el proceso de diseño del vestido realizado a medida por la casa Chanel se basaba en que, el Kaiser, todavía no se había disculpado con su colega de profesión ni con la actriz, que ya le había avisado de su mal comportamiento público. 

Además, la actriz parece ser que a día de hoy sigue esperando una disculpa personal del diseñador, a pesar de haber recibido otro comunicado de la casa restando importancia a las palabras que dirigieron contra la actriz anteriormente y tratando de solucionar la situación. El diseñador sigue sin dar respuesta a las críticas






Emma Concienciación-Ecológica Watson

A pesar de lucir un Luis Vuitton, el modelo seleccionado era totalmente ecológico y sostenible. La actriz apareció en la premiere francesa de la película La Bella y la Bestia, su última cinta con la que espera conseguir más de un reconocimiento. Tras trasladar su papel de princesa Disney totalmente distinta y con sus toques feministas, Emma Watson empieza su gira de presentación. 

El diseño creado por Nicolàs Ghesquiere, su principal atrayente es la manera en la cual está hecha. Con la ayuda de manos expertas, el vestido se ha llevado a cabo en los talleres de la firma situados en Italia. El tejido es, básicamente, poliester realizado a partir del reciclado de botellas de plástico

Bajo el título que ponía en Instagram, "esto ahorra energía y reduce las emisiones de CO2 en comparación con la creación de nueva fibra de poliéster", su vestido ha causado revuelo y ha concienciado a más de uno. Con este actos, tanto actriz como diseñador, demuestran que lo sostenible es posible gracias al trabajo conjunto y las ganas. Ahora solo falta ver quién más se suma a este nuevo e incipiente fenómeno. 

Comentarios

POPULARES