La 89 edición de los Oscar: una reivindicación social

Esta será una de las galas que pasarán a la historia. No por los premios en sí, ni por las críticas a Donal Trump y su política anti inmigración -que pareció dar más revuelo los días previos que en la propia gala- o la alfombra roja hasta llegar a la escalinata. No. Todos estos premios formarán parte de la leyenda por el error cometido a la hora de entregar los galardones





Todos daban por ganadora a la película La ciudad de las estrella. La La Land. Incluso los propios Oscar le concedieron ese deseo a ser nombrada como Mejor Película, la estatuílla más preciada. Pero el sueño duró tan solo dos minutos escasos, hasta que se resolvió el enredo y salió la verdadera ganadora: Moonlight. El director, los guionistas, los protagonistas y los productores -de ambas cintas- no podían creerse la decepción y la enorme suerte que tuvieron, respectivamente. Porque no es fácil asimilar que tu película es la elegida como mejor del año, como para después que te arrebaten esa ilusión. 

La película de Chazelle sí que se llevó otros galardones, entre los que destacan los de Mejor Dirección y Mejor Banda Sonora. Su protagonista principal, Emma Stone no podía quedarse sin su merecido papel, que también consiguió alzarse con la categoría de Mejor Actriz Protagonista -como ya ha hecho durante este periodo con otras estatuíllas-. En esta ocasión, su compañero de reparto Ryan Gosling tuvo la oportunidad de acompañar a Stone, aunque fue el hermano menor de Ben Affleck, Cassey, quien logró su preciado premio a Mejor Actor Protagonista

Otros actores premiados, aunque estos en la categoría de secundarios, fueron los más esperados: Mahershala Ali por su participación en Moonlight y la mítica Viola Davis por su aparición en Fences. Ambos eran la elección favorita por las quinielas, que no dejaron indiferente a nadie. Además, se comentó que -una vez entregados todos los premios y tras discutir el fallo de nombramiento- esta edición se volcó con una dotación de premios más igualitaria, donde la presencia de otras etnias eran el llamativo principal -respecto a la anterior edición, donde la polémica racista estuvo servida-. 

Puede que Jimmy Kimmel tuviera que hacer un esfuerzo extra para despedir la 89 edición de los Premios Oscar tras anunciarse el ganador a Mejor Película, el verdadero ganador. Aunque lo que está claro es que el gremio del cine, tanto en las grandes producciones como en las pequeñas, está con la gente y con los derechos sociales. Y si no, véase a los turistas que tuvieron el honor de entrar en plena entrega y pasearse por las primeras filas junto a los profesionales, o la no aparición del director iraní Asghar Farhadi por El Cliente






Paula Echevarría vuelve a Velvet

La actriz española, más conocida por dar vida a Ana Rivera en la serie Velvet, deja de lado un proyecto junto con Televisión Española por discrepancias con la productora de la nueva serie. En un principio, Echevarría iba a tomar partido en la nueva serie Indicios, producida también por Bambú y en la cual cambiaba la trama romántica y los talleres de costura por una ficción dramática y de suspense. 

Al parecer se han dado una serie de desacuerdos que ha hecho que Paula Echevarría y la producción de Indicios no se hayan aclarado del todo -aunque tampoco confirman ni desmienten de qué tipo de acuerdos se estaban hablando-. Lo que está claro es que la actriz no aparecerá en la nueva serie para la cadena pública, cosa que ha sorprendido porque ambas partes se mostraban muy ilusionadas hace unas semanas, cuando confirmaron la aparición de la asturiana en la pequeña pantalla. 

Tras el final de Velvet, una de las series que más nos ha mantenido a los espectadores pegados a la pantalla, Ana Rivera no tenía ganas de acabar su función en la pequeña pantalla. Al igual que muchos de sus compañeros, ya que algunos de los protagonistas principales se han apuntado al nuevo fenómeno que está por llegar: el spin off de la serie en Velvet Colección

Esta vez la trama girará en torno a la vida que han continuado los personajes y su nuevo día a día. Con la colaboración de algunos rostros que aparecerán en capítulos sueltos, la vida en Velvet sigue. Aunque solo los que cuenten con el canal de Movistar+ podrán seguir de cerca la próxima serie, en la cual todavía se sigue trabajando para dar forma. 

Comentarios