Fernando II de Aragón (Isabel)

Procedente de la serie de Televisión Española Isabel, el personaje masculino protagonista de esta trama histórica tiene un vestuario exquisito, lleno de sutilezas y con un colorido propio de la realeza. Los tejidos con los que Rodolfo Sancho pone vida al rey Fernando II de Aragón son los que marcan la diferencia entre lo que significaba levar corona y lo que era ser un noble. Al igual que el color, los materiales empleados para crear su vestuario están muy cuidados. 





Primero destacarían las piezas hechas de cuero, terciopelo y seda. El primero se dedicaba a los pantalones masculinos, así como otras piezas que luego podrían utilizar en combate o actos oficiales relacionados con el ejército. En esos casos, el cuero se llevaba también en la coraza, cubriendo parte del pecho y podía ir alrededor de los brazos en algunas ocasiones, dependiendo de las circunstancias y del tipo de vestuario de la zona. 

El segundo elemento era el preferido por las clases altas. Su tacto suave y la brillantez con la que se dotaba a los colores seleccionados -normalmente nobles, como lo era el azul, los grises perla, los burdeos o los verdes esmeralda- eran los básicos para los pocos vestidos de ellas y los trajes más elegantes para ellos. En el caso del rey, al personaje de Fernando se le ha otorgado una caracterización propia de su corona: tejidos empleados en este material con los colores más vibrantes en acabados borgoña o vino. 

Como símbolo de la casa de Aragón, los motivos que aparecen en sus ropajes más selectos son aquellos que determinan la belleza y complejidad de sus acabados. La seda es el material empleado para ello, ya sea en dorado o en plateado -que en raras ocasiones aparece para dar más versatilidad a su vestuario masculino-. Sí que podemos ver estos acabados también en las capas o los abrigos largos de pelo. 

Este último también es importante para determinar el grado de cuna y familia de la que se provenía. Los abrigos realizados con piel o con detalles de pelo sobre los bordes eran muy exclusivos y no todo el mundo de la nobleza podía contar con más de un ejemplar. AL igual que ahora, su realización y confección son notablemente dificultosos. Con tonalidades oscuras para las piezas de abrigo y en colores más terrosos, como el canela o camel, para las estolas, el vestuario de Fernando contenía bastantes piezas de este tipo. 

Las camisas que viste, pero que apenas lucen, en su vestuario son blancas y con el pecho abierto. Para que nos hagamos una mejor idea, sería como hablar de prendas de tipo ibicenco -manteniendo las diferencias-. En vez de botones, el escote en uve que lucían todas las piezas de esta época, tanto para hombres como para mujeres, se cernía sobre la clavícula mediante un cordel. Además, los puños eran ajustados, mientras que el resto de la pieza era más bien amplia, ligera y larga


Los pantalones eran más considerados como pololos, que tenían una ligereza propia del algodón. Con ellos podían pasar horas y días vistiendo la misma pieza y sintiéndose cómodos, porque no es lo mismo llevar esta prenda como cobertura de las piernas que solo vestir los incómodos pantalones de cuero. Por eso, durante esta época, lo más lógico, era llevar el cuerpo vestido de dos en dos: pantalones y camisas básicas como ropa interior y encima de ellas las piezas que lucirían de cara al público -a pesar de utilizar otras capas durante los periodos de invierno y sobre todo en el vestuario femenino-. 

Al contrario que en el caso francés, que contaban con perneras más cortas y amplias por la zona de los muslos -similar a un coulotte de la época-, en el reino español ese tipo de pantalones no se solía lucir más que para algunos eventos o reuniones. Lo más común eran piezas clásicas de cuero y botas. A pesar de ser rey, este personaje busca la comodidad tanto como sea posible con tal cantidad de prendas pesadas y pomposas. 


"Un hombre debe llorar por lo que ama. 
Si no lo hace no es hombre; o no ama. 
Y no sé qué es peor"







Camisa ancha blanca de ZARA
Vaquero skinny con detalles de KIABI
Parka negra midi con detalle pelo de EMIDIO PUCCI
Bufanda camel de FILIPA K
Botines negros ajustables de DECATHLON

Comentarios