Alicia Alarcón (Gran Hotel)

A principios del siglo XX la familia Alarcón hereda el Gran Hotel de Cantaloa, un majestuoso edifico antiguo donde las habitaciones y sus huéspedes son de lo más selecto. De entre sus parientes destaca Alicia (Amaia Salamanca), la pequeña de tres hermanos que transmite los valores más humanos. Su actitud destaca frente a la soberbia y los secretos que rondan dentro de la alta sociedad española. 





Su vestuario va muy acorde con su personalidad. Los colores claros, los detalles románticos y las piezas rectadas y ligeras transmiten una idea de sofisticación a la par que mantienen un aire de pureza. Sus piezas no serán igual de elaboradas que las de su hermana Sofía o con detalles más lujosos como los de su madre Doña Teresa. Estas dos últimas, además comparten la característica de utilizar tonalidades más oscuras, cosa que el personaje de Alicia se reserva solo para momentos puntuales donde se requieran. 


La manera para entender el vestuario de Alicia Alarcón es muy sencillo, ya que se trata de una época en la que las clases sociales todavía se podían distinguir con gran facilidad a través de su vestuario. Las mangas cortas o los escotes no eran de los patrones que más se solían ver por el hotel, así que muchos menos estarían en la categoría de su estilismo particular. Sobre todo reinaba la sobriedad y poco más que el cuello, las manos y los pies calzados sobre botines de la época se podían ver más allá del vestido. 

Porque también hay que recordar que los pantalones no estaban todavía muy de moda. En las clases altas, muy pocas mujeres solteras habían conseguido hacerse con un par y se atrevían a desfilar con ellos. Por lo tanto, a Alicia su madre siempre le impondrá una conducta que, más allá de sus maneras, su vestuario también debía cumplir. Su educación y su posición siempre se destacarán de sus ropajes. 

Las telas que suele emplear serán sedas, lino y algodón. Estos tres materiales serán los preferidos de su armario, variando un poco en los modelos que sean para fiestas especiales. En su vestuario habitual, las piezas con detalles bordados y los cuellos cisne o las mangas de encaje serán otra de su predilección. Ocurre que muchos de sus atuendos acabe por repetirlos, aunque la belleza y la sencillez de las piezas permite que se puedan poner más de una vez seguidas. 

La cintura irá siempre remarcada con un cinturón de tela que hará esta función a la vez que aparenta ser la división entre falda y cuerpo. El busto será ajustado por las mangas, dejando la zona del pecho más abultada, evitando así estrechamientos innecesarios para la comodidad y no llamar la atención. La falda tendrá una caída limpia y lisa, sin necesidad de plisados para agrandar su volumen en la parte más baja. Unos centímetros de separación con el suelo evitarán que la pieza arrastre y se acabe desgastando por el uso. 


Para terminar en los pies, lo mejor son unos zapatos a la altura de cada ocasión. En la época solían lucir las mujeres unos botines de piel con botonadura al lado y un poco de tacón. Este calzado les permitía adquirir un par de centímetros de altura y elevar su postura sin necesidad de zapatos mucho más altos. Otro de los detalles son las capas que usará por abrigo, que acompañará a su vestuario con una capucha amplia para no deshacer el peinado, que siempre levará recogido sobre un moño bajo y poco tirante. 

Además del blanco o el crema, dos tonalidades que a su personaje siempre le veremos lucir, otros como los azules o tonalidades claras siempre serán sus mejores galas. Al igual que las otras mujeres Alarcón, las joyas serán los detalles más selectos a la hora de poner el broche final a su atuendo. Mientras que otras mujeres de su posición elegirían piezas llamativas o muy caras, ella se conforma con lucir unos pendientes pequeños -que serán los que lleve siempre-, un anillo simbólico y algún que otro broche, ya sea en el pelo o sobre la clavícula, para destacar y romper un poco con una estética muy cerrada y sobria. 



"Las cosas 
no desaparecen 
solo porque no las digas"








Blusa blanca con detalles bordados de ZARA
Falda larga de estilo victoriano de ROXY
Poncho de algodón en camel de MANGO
Botines bajos blancos de LOST INK SHOES
Pendientes brillantes de PANDORA

Comentarios

POPULARES