Ya no será igual

Durante estos días nos hemos hecho eco de una de las noticias que más han sorprendido en el panorama nacional de la moda: la actual directora de VOGUE España, Yolanda Sacristán, es sustituida por Eugenia de la Torriente, directora de la cabecera de moda Harper's Bazaar. La mítica revista cambiará de perspectiva para ver si así consiguen recuperar la antigua hegemonía. 




La noticia puede no sorprender tanto cuando sus datos son los siguientes: las lectoras prefieren otras cabeceras, ya que se venden al rededor de unos 210.000 número menos, a pesar de ser la más vendida en nuestro país. Tras ella le siguen Elle (Hearst) y Glamour (Condé Nast), con unas cifras parecidas entre ellas de unos 500.000 ejemplares al año. 

Aunque no hay que quitarle mérito al trabajo realizado por una de las cabeceras más importantes de la moda, tanto en España como en el ámbito internacional. Es la que ha recogido a más modelos, diseñadores, influencers y fotógrafos conocidos. Todos han querido trabajar con VOGUE

Tras 16 años al frente de la dirección, Sacristán se despide de su puesto con esperanza y nostalgia. Mientras tanto, la mujer que ocupará su lugar ve con ilusión este proyecto de futuro con el que tantas otras sueñan. 

Puesto que VOGUE, junto con Glamour o Vanity Fair, pertenece al emporio editorial de Condé Nast, rival directo del grupo Herast, al cual pertenecen las cabeceras de Harper's Bazaar y Elle. Esto podría provocar más encontronazos entre ambas empresas, aunque todavía es pronto para avistar cifras. 





Pasarela de Milán reivindicativa

Si el año empezaba con la moda masculina encabezada por la London Fashion Week, ahora le toca el turno a una de las ciudades europeas que puede alardear de ser capital de la moda, el estilo y la vida cosmopolita. Milán se hace con los focos de atención de los nuevos estilos masculinos. 

Desde este sábado 14 hasta el próximo martes 17 de enero, los diseñadores y las casas de moda más populares y conocidas, junto con otros jóvenes talentos noveles. Una de las mayores sorpresas durante estos días ya transcurridos es la aparición de Pelayo Díaz, el presentador, bloger, diseñador e influencer apareció sobre las tablas enfundado de Dolce & Gabanna. 

El estilo propio italiano, el del hombre más moderno y progresista, se representa siempre en Milán. La capital vio cómo Marni devolvía la importancia y la presencia masculina con sus tocados de colores cálidos para la próxima temporada. Mientras tanto, el diseñador Tommy Hilfiger se hizo con el aplauso de los asistentes rodeado de sus Dandy, al más puro estilo british. Y acompañando a este estilo tan puro y sofisticado, Prada ofrece un otoño/invierno cargado de aires seventies. 

La bomba la soltó -cómo no- Jeremy Scott. No solo con sus estilos militares, que ya nos allanaban el camino hacia la verdadera revolución de Moschino. Con un discurso breve y contundente, el diseñador estadounidense confirmaba lo que muchas estrellas ya han anunciado: su rotundo 'NO' a la próxima presidencia de los Estados Unidos. 

Y por supuesto, no nos podíamos olvidar de las redes sociales. Para Dolce & Gabanna fue la manera perfecta de llegar a más gente, ya que sus jóvenes modelos desfilaron antes y después por la pasarela de Instagram

Comentarios

POPULARES