El comienzo del cine

Películas y series han tenido el honor de asistir a la gala anual de los Gloden Globes. La gran triunfadora, sin duda la película de Danielle Chazelle, La ciudad de las estrellas. La La Land. celebrada en el Beverly Hills de Los Ángeles. Y la razón la tienes en los cines




Los protagonistas de este musical, Emma Stone y Ryan Gosling, estuvieron a la altura de la actual cinta que consigue más premios de esta gala con una estatuilla cada uno a mejor actriz y actor. Así hasta sumar siete, incluidos los de Mejor Director, Mejor Guión, Mejor Banda Sonora y Mejor Canción. 

Presentado por el cómico Jimmy Fallon, los discursos de la noche no dejaron indiferente a nadie. Polémica incluida, el revuelo de las palabras del presentador defendiendo la categoría del cine y de la actriz Meryl Streep, galardonada con el honorífico Cecile B. DeMille Award, aludiendo directamente al próximo Presidente de los Estados Unidos -el cual contestó a los pocos minutos vía Twitter-, se dieron cita en una sala llena de profesionales que aplaudieron dichos discursos. 

Además, la cosa no quedó ahí. Sino que las recientemente fallecidas Carrie Fisher y su madre Debbie Reynolds fueron homenajeadas en la 74 edición de los Globos de Oro. Porque, para muchos, la mítica Princesa Leia de la saga de la Guerra de las Galaxias -cuya madre en la ficción (una embarazadísima Natalie Portman) se encontraba entre el público- siempre será el personaje que más ha ganado. 

Por otro lado, las series no quedaron tampoco ajenas a la entrega de premios. The Crown, Atlanta y The people v. O.J. Simpson: American Crime Story se repartieron dos galardones cada una de ellas. Mientras que The Night Manager obtuvo tres: Mejor Actor en Miniserie Televisiva a Tom Hiddleston y Mejor Actor y Actriz Secundarios en Miniserie Televisiva a Olivia Colman y Hugh Laurie. 





La Bella y la Bestia sigue haciendo caja previo estreno 

Lo que ocurre con esta película -trasladada de los cuentos de los Hermanos Grimm a los dibujos de Disney, hasta su convertida realidad a carne y hueso- es poco ocasional. La expectación viene dada porque muchas de las versiones de las películas de princesas Disney no siempre han dado los resultados esperados, aunque no es el caso de todas. 

En esta particular ocasión, Emma Watson ha vuelto a hacerlo: ha deslumbrado con su voz cedida a Bella para cantar un fragmento en plena gala de premios. Por si no era suficiente con la nueva aparición de escenas de la película -que saldrá en marzo- y de las continuas filtraciones de imágenes, los creadores de este versionado clásico de infancia ya está haciendo caja. 

Pueden servir como ejemplo los anteriores hechos sucedidos durante las dos escasas semanas que llevamos de 2017, o la escandalosa muñeca inspirada en su papel que tan poco a convencido. Y es que todo es poco para anunciar a bombo y platillo lo que se quiere conseguir con esta cinta: un éxito mundial de lo que será una princesa encarnada en la actriz británica-francesa. 

Porque no hay que olvidar que Emma Watson representa toda una revelación de artista consagrada en su mundo, licenciada por la Universidad de Borwn, concienciada con el medio ambiente y fiel defensora del movimiento feminista. Puede que esto último sea lo que más expectación causa. 




Lo mejor del 2016 Made in Spain 

Si te dicen: Deadpool, Julieta o Zootrópolis, ¿en qué piensas? Pues en las mejores películas que el pasado 2016 nos ha dejado en las taquillas. Porque significan el regreso de los superhéroes transformados una especie de gamberros psicópatas, la vuelta al ruedo de la esencia inicial del Pedro Almodóvar original o la animación dedicada no solo a los más pequeños, sino a toda la familia. Aunque no han sido los únicos en triunfar en nuestro país. 

En el ámbito español, debemos agradecer a nuestros cineastas, actores y demás profesionales que participan de este arte películas como Tarde para la ira de Raúl Arévalo, una nueva faceta de Mario Casas en Toro, a José Coronado junto a Marta Etura y Emilia Gutiérrez Caba en el thriller El hombre de las mil caras o a un actor de renombre como Antonio de la Torre en Que Dios nos perdone. Un género que no ha sido el único en deslumbrar. 

Si lo que buscábamos era llorar a lágrima tendida, lo mejor era conseguir una entrada para Un Monstruo Viene a Verme. Según los espectadores y la crítica, posíblemente esta sea la mejor cinta dirigida por Juan Antonio Bayona. 

En la sección de comedia, a España no hay quien le gane. Y así lo demuestran las creaciones de Paco León en Kiki, el amor se hace, El pregón, el reencuentro de Michelle Jenner y Hugo Silva en Tenemos que hablar o No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas, donde Alba Galocha deja las pasarelas para traspasar la pantalla

Esperemos que este año sea igual de productivo para el cine español como el anterior, donde cada etapa que pasa se supera a sí mismo y nos demuestran de qué están hechos nuestros artistas. Un arte que, pese a las barreras, sigue en pie. 

Comentarios