Claire Underwood (House of Cards)

A la espera de la nueva temporada, House of Cards nos ha dejado muy buenos momentos. Una serie que vale la pena ver y engancharse a una trama con mucha política de por medio, además de situaciones parecidas a las que está viviendo Estados Unidos en estos momentos. Interpretada por Robin Wrigth, Claire Underwood es la clara protagonista femenina que nos tiene más que encantados. 




Su papel es de mujer de negocios que además está casada con todo un político de alto standing. No solo eso, sino que con el tiempo veremos que, las expectativas de vida acomodada y sus metas a conseguir, no tienen límites en el matrimonio. No desvelaremos mucho más para aquellos que todavía no han sucumbido a la tentación de esta serie. 


A ella se le reserva un personaje duro, con una personalidad muy segura de sí misma de puertas a fuera, pero con sentimientos e inseguridades cuando nadie la observa. Se preocupa por su bienestar y el de su matrimonio, su marido para ella representa una parte muy importante de lo que ha llegado a conseguir. Su relación puede parecer extraña, pero con el paso de los capítulos vemos la conexión que hay entre ellos. 

De ahí podemos deducir sin problemas su vestuario. El estilo sencillo le acompañará allá donde vaya: al trabajo, para estar por casa, salir a hacer ejercicio al aire libre, una cena de gala, una cita laboral... Ella siempre mostrará su cara más elegante con tonalidades neutras y piezas que rozan lo clásico. Su silueta es lo más importante, ya que destaca su cuello alargado con la cabeza siempre bien alta, que dota de importancia y magnetismo a su persona. 

Los escotes no son sus grandes referentes, ni los vestidos o faldas cortos. Más bien lleva un estilo de oficina que sabe amoldar a cualquier situación, por eso siempre puede salir del trabajo e irse a tomar algo a algún restaurante de renombre. Los tacones la acompañarán en cada uno de sus modelos, pero sin necesidad de que estos sean ni muy altos ni muy bajos. Unos stilettos siempre vienen bien. 

Los hombros al aire también son habituales en ella. Sobre todo en vestidos hasta la rodilla, ajustados a su fisionomía recta y con pocas curvas -aunque un cuerpo esbelto y muy femenino-, junto con la importancia que le da a una espalda recta. Esa es la verdadera posición de alguien decidido y con seguridad en sí misma. 

Blancos, azules oscuros y negros son las tonalidades que más se repiten en su armario. Alguna que otra vez podemos verla con mallas en las escenas donde sale a correr, incluso con otro tipo de vestidos par acudir a una cena de postín, aunque siguiendo los mismos parámetros anteriores. Además, su estética de maquillaje sencillo de aspecto de cara lavada y peo corto da una sensación de persona de negocios. Todo muy discreto, en apariencia, que de por sí llama la atención. 

El estilo personal de Claire Underwood es la propia de una mujer que está dedicada a sacar adelante un negocio dedicado a las ayudas humanitarias, a las reuniones con agentes importantes e incluso con determinados políticos y la vida pública. Por eso su imagen debe estar cuidada al dedillo en todo momento. No basta con ir bien a trabajar, sino vestir como recomienda la etiqueta establecida. 



"Detrás 
de un gran hombre 
hay una mujer 
con sangre en las manos"







Vestido ajustado en tono crudo de ASOS
Vestido gris con falda cogida de ZALANDO
Abrigo handmade marrón de MANGO
Stilettos negros de MARYPAZ
Colgante de perla y brillante de SWAROVSKI

Comentarios