El regreso del Ministerio

Con la llegada del nuevo año se renuevan muchas cosas, entre ella las series y la aparición de sus nuevas temporadas. Así es como 'El Ministerio del Tiempo' se traslada a los tiempos del Cid Campeador para representar una trama llena de misterios y valientes, donde los ropajes típicos del siglo XI de la zona del Levante. 



La influencia morisca y la tradición cristiana se entremezclan en una época cargada de conjuntos llenos de una exquisitez y un acabado aterciopelado típico de los nobles de la época. De esta manera, los protagonistas de la serie que ha conquistado a muchos espectadores (14,6% de share, siendo la primera opción de la jornada). 


Cotas de malla y tejidos de cuero eran los mejores aliados de los guerreros de entonces, en los cuales el cuerpo era muy castigado por las continuas batallas que acaecían y las presiones y largos viajes que soportaban los hombres de entonces. 


Con unas condiciones de vida bastante rudimentarias todavía, los vestidos de las mujeres se caracterizaban por largos trajes de acabado aterciopelado y detalles bordados en hilos dorados. Los velos típicos de la época también seguían los mismos patrones que los vestidos: largos y con efectos de vuelo pero ajustados a la cabeza por una cinta trenzada. 


También cabe destacar el cuerpo ajustado con mangas largas y acampanadas, añadiendo el detalle acampanado en las costuras con detalles de encaje; mientras que la falda, ajustada a la cintura por un cinturón fino que hace las veces de cordón dorado, marcan la silueta de las mujeres dejando las partes plisadas con gran movimiento. 


Los materiales empleados por entonces eran más toscos que los que conocemos hoy en día con este tipo de efectos delicados. El estatus se ofrecía mediante la vistosidad de las telas, la gracia de los detalles y los estampados empleados, además del colorido empleado -que variará sobre todo entre las tonalidades oscuras: del azul marino, pasando por el granate y los acabados terrosos-. 

Ellos destacaban por la gran riqueza de cotas de malla y las últimas con acabados plateados. Otros de los materiales utilizados durante esta época serán el lino, muy útiles para las calzas, además de sedas. Las camisolas, conocidas por su amplitud y cordones como cierre en el cuello, eran la parte fundamental de la vestimenta masculina. 




Comentarios