El Príncipe

Serie protagonizada por Hiba Abouk (Fátima), Rubén Cortada (Faruq), Álex González (Javier Morey), Stany Coppet (Khaled) y José Coronado (Fran), entre otros muchos personajes relevantes. Desde su comienzo en 2014, El Príncipe ha conseguido enganchar a un gran número de público de principio a fin. Aunque todavía esta historia no ha terminado, y dará mucho que hablar después de las vacaciones de verano, cuando sepamos el final definitivo de la trama. 





El barrio de El Príncipe se convierte en una mezcla de estilos europeos y otros de tradición musulmana. No solo encontramos los pañuelos que caracterizan a las mujeres que siguen esta religión, sino también las diferentes maneras de ponerlos y el colorido de sus trajes más característicos. La fusión de ambos mundos se verá reflejado en Fátima, tanto en el carácter como en su forma de vestir. 




Aunque su manera de ponerse el pañuelo no es el más correcto, sí que es la manera en la que muchas mujeres occidentales se lo ponen en señal de respeto por esta cultura cuando se viaja a países árabes. En España es más común ver los modelo de hiyab Shayla, que cubren la totalidad del pelo pero dejan más rostro al descubierto. 

Modelo Hijab Al Amira. Consiste en dos partes: una el turbante de base y otra el pañuelo exterior. 


Fátima busca un dinamísmo entre jeans ajustados, cuñas altas y prendas más sueltas y coloridas como suele llevar en sus camisas anchas. Los tonos claros y los pastel son los colores que más vestirá, junto con el rojo y el naranja que utiliza en algunos vestidos y complementos. Las tonalidades son elegidas para destacar su tono de piel bronceada y destacar gran parte de sus rasgos, como los ojos que llegan a convertirse en el centro de todas las miradas. 







Leila (Maria Guinea) es la parte más tradicional dentro de la casa de los Ben Barek. Los modelos Salwar Kameez, un estilo más típico del Asia central, que combina camisa larga y pantalones del mismo tono y tela. Ambos son anchos y coloridos, con una rica decoración. Los tonos dorados o cremas son los más comunes en estos modelos, ya sea en el color de base como en los detalles bordados. 




Siguiendo un poco la línea tradicional de la familia Ben Barek, Aisha (Mercè Montalà) representa la figura matriarcal y la más respetada por el resto. Su carácter duro y serio se ve reflejado también en su manera de actuar frente a todo tipo de situación. Siempre pendiente de la familia, y como buena musulmana, Aisha sigue muy a ralla las costumbres de su religión. Las prendas elegidas para este personaje no dejarán a la vista más que el rostro y las manos, de gran amplitud y sin telas trasparentes (ni siquiera el velo).  La chilaba es una prenda típicamente marroquí que consta de preciosos bordados (normalmente en dorado), con una longitud hasta los tobillos y capucha. 





Por lo que hace a los hombres más representativos de la serie, sus estilos también estarán marcados por su carácter y costumbres, además de por su trabajo. 





Fran y Morey seguirán un estilo más simple y cómodo, caracterizado por los pantalones vaqueros y las camisetas de manga corta básicas. Algunas veces se añadirá una camisa abierta encima, o directamente optarán por vestir la camisa cerrada. Los colores oscuros, como el negro y el gris fuerte, serán las tonalidades clave. En el caso de Morey, las prendas serán más ajustadas para marcar la figura, pero en esencia el estilo es el mismo. 







También es cierto que al principio de la serie, Javier Morey vestía un poco más arreglado, como con chaquetas de traje y camisas blancas, pero una vez dentro del mundo de El Príncipe, las cambiará para ponerse muchas veces chaquetas de cuero lisas (en marrón, gris oscuro o negro siempre).  




Volviendo a los Ben Barek, Faruq tendrá como grandes aliadas a las camisas anchas con un cuello muy abierto, para mostrar más pecho (puede que como muestra de fuerza y mando; o que simplemente haga calor). Los jeans también le acompañarán, aunque con una amplitud también mayor que los de los dos personajes anteriores. Ropa suelta y cómoda, esa es la clave. El estilo que caracteriza a este personaje nos transporta en ocasiones a la propia Cuba, consiguiendo un efecto desenfadado y "veraniego" (si tenemos en cuenta que no se ajustan al cuerpo y dan menos calor). 





Por último, queda mencionar al hombre que más nos hará dudar: ¿quererle u odiarle? Khaled es el marido de Fátima, con un negocio entre manos y mucho dinero (que no tratará de ocultar tampoco). Es un personaje calculador y metódico que vestirá siempre impecable: un buen traje para cada ocasión, aunque sea para visitar una obra. Pero la variedad de estos no saldrá de la tonalidad negra, solo cambiando el color de las camisas: de blanco a negro, y de negro a blanco. Estilo simple (dentro de lo que cabe), pero muy bien cuidado. 





Habrá que esperar a ver el final definitivo después de verano, pero a falta de saberlo podemos fantasear con nuestros propios finales alternativos. 




Avance Primera Temporada

Comentarios

POPULARES