Velvet cierra por vacaciones

Otra vez vuelvo a terminar la temporada de una serie que me deja con ansias de que vuelva pronto. Velvet empezó con ganas de convertirse en una serie que enganchara 'de muy mala manera' a sus espectadores al televisor; y así fue conmigo (en algunos capítulos más que en otros).

La época en la que se sitúa toda la historia es a finales de los años 50, teniendo de fondo una galería de moda muy importante del momento: las galerías Velvet. 





La trama se centra en el amor imposible de Alberto (Miguel Ángel Silvestre) y Ana (Paula Echevarría), los dos protagonistas principales de la serie, aunque también aparecerán otras parejas y líos de fondo que no dejará a nadie indiferente. Gracias al gran reparto con el que cuentan estas galerías, el vestuario que aparece es muy variado y muestra todas las facetas posibles de la moda de los años 50-60 y el paso que sufre esta, teniendo opiniones más clásicas y otras más modernas a lo largo de toda la serie. 

Los 60 en España se caracterizaron por ser una etapa de transición en cuanto a música y moda (aunque no solo aquí, sino en todo el mundo). El estilo ye-ye con sus vestidos ligeros pero más cortos y los peinados exagerados con tupés y moños altos, fueron una de las características más destacadas de la época. 

Volviendo a la serie... 

A pesar de ser una 'modistilla', Ana tiene mucha clase y ganas de convertirse en una diseñadora. Por eso nos encontraremos con un personaje cargado de sorpresas; y me refiero a los distintos vestuarios que usará no solo a los momentos que vivirá capítulo tras capítulo. 





Al principio la vemos con prendas de colores más claros, de tonalidades pastel; media manga y cintura marcada, con estampado casi imperceptibles pero que da la sensación de ser una especie de tela vaquera fina. El cuello bebé que tanto se lleva últimamente también está presente en este estilo, aunque las solapas de este vestido en particular serán rectas y con muescas, al estilo de una chaqueta de traje de hombre. 

En otras ocasiones, podemos verla con modelos que siguen una estética más clásica. La longitud de las faldas (casi) siempre será hasta la rodilla, y los vestidos igual. Muchas veces aparecerán como en la imagen, con telas más delicadas, como la seda o el lino; y habrá una diferenciación clara entre el cuerpo del vestido, más ceñido y de palabra de honor, y entre la falda, que tendrá un poco más de vuelo predominando los pliegues en la tela. 





Aunque el vestido al que más le prestarás atención es con el que Ana lleva soñando años en poder tenerlo, porque con él nace el espíritu Velvet y, posiblemente, la pasión que sienten los dos personajes protagonistas. Es un símbolo que adorarás si de verdad te gusta esta serie. 

El vestido se compone de una falda globo, con pliegues profundos que nacen de la cintura gracias a un fajín del mismo tono y tejido. El corte sigue por la parte superior dejando un cuello palabra de honor, diferenciado solo por un escote en uve que se hace gracias a la superposición de una tela sedosa transparente que va desde la cintura hasta la parte posterior del cuello. 




Otras mujeres del entorno de Alberto serán su mujer Cristina (Manuela Velasco), su hermana Patricia (Miriam Giovanelli) y su madrastra Gloria (Natalia Millán). Más tarde (durante la segunda temporada) aparecerá otra mujer importante en su vida: Isabel (Ángela Molina). 




El estilo de las tres primeras mujeres serán bastante similar, ya que todas ellas provienen de una familia pudiente acostumbrada a los lujos. Las sedas, el charol y las pieles serán sus marcas características. Los tocados tampoco faltarán en sus modelos, al igual que los guantes y los bolsos de mano, fetiche en su estilo. 




Las líneas rara vez no son lisas, y las faldas siempre estrechas y ceñidas. La cintura siempre estará bien marcada por un cinturón o fajín; y los cuellos tendrán escotes en uve con solapas rectas (similar al anterior), palabra de honor o escote corazón con tirante gruesos simulando los antiguos vestidos romanos de las películas clásicas. 

Pero como toda mujer elegante, también habrá momentos en los que la espalda será una de las partes más cotizadas por los diseños, dando una línea infinita y delicada en la parte posterior de los vestidos. Aunque en este ejemplo aparezcan dos tirante (que dan mayor sensación de verticalidad), muchas veces aparecerán modelos con toda la espalda desnuda. 





En relación con Cristina aparece Bárbara (Amaia Salamanca), su cuñada, que seguirá una línea también clásica pero aun más ostentosa y con muchas más joyas y pieles que las demás. Lo suyo es el lujo llevada muchas veces al extremo. 





El estilo de Isabel vendrá marcado por la edad y la influencia cubana. Aunque la edad tampoco resulta un inconveniente para este personaje, ya que se atreve con todo y mucha veces da la sensación de arriesgar más que el resto. 

La influencia cubana vendrá marcada por vestidos clásicos más largos pero finos y muy sueltos, muy parecidos a los vestidos playeros que solemos usar ahora en verano (aunque los suyos son de manga larga). 







Las 'chicas Velvet' (como se hacen llamar) son el lado opuesto al mundo de lujos y extravagancia que muestran algunas de las mujeres del mundo de Alberto. 

Son modistas (y una recepcionista) que trabajan y viven en las galerías, creando ese vestuario tan maravilloso con el que visten a miles de clientas de Velvet y soñando con poder lucir algún día sus propias creaciones. 



Luisa (Manuela Vellés), Rita (Cecilia Freire) y Clara (Marta Hazas)

Estas chicas serán las protagonistas de los líos más enrevesados. Proviniendo de una clase más baja a la de las anteriores protagonistas, estas chicas 'de pueblo' lucirán un vestuario más sencillo y básico, a pesar de tener también su estilo. 

Suelen llevar falda de tubo ajustada (Clara), en forma de globo o suelta y con vuelo. La cintura estará muy marcada por cinturones de todo tipo, tanto pequeños como grandes estilo fajín. Las blusas y camisetas que llevarán no serán nada del otro mundo, simplemente destacarán por tener (la gran mayoría) escote en uve o tirantes gruesos. 

La diferencia de 'posición' se puede encontrar en el tipo de manga que se lleva: cuanto más brazo se enseñe en un modelo de diario, más baja será. Que no será lo mismo en cuanto a vestidos de gala o de fiesta, porque ahí todas buscan la misma estética. 





Por lo que respecta al resto del taller, el uniforme básico de las costureras será la clásica bata de laboratorio. En cuanto a las jefas de taller, Isabel y Blanca (Aitana Sánchez-Gijón), aparecerán la mayoría de las veces en pantalla con falda de tubo negra y camisa blanca básica. 





En la segunda temporada contaremos con la aparición de nuevos personajes, entre los cuales se encuentra Sara Ortega (Juana Acosta). Su estilismo no tiene nada que ver con las anteriores, sino que rompe totalmente con las líneas clásicas y se atreve con un vestuario rompedor. 






Los pantalones de mujer aun no eran muy habituales, y mucho menos llevarlos como solo Sara Ortega sabe. La sofisticación y la sensualidad van ligadas con la figura de mujer emprendedora, lo opuesto a lo que se esperaba de las mujeres de la época. 

Los pantalones seguirán parte de la estética masculina: de pinza, colores negros y grisáceos, y con cintura alta. Las camisas también serán como las de hombre. Y el sombrero de fieltro tampoco faltará en su atuendo. 

El detalle femenino lo aportan los guantes de piel, los salones y las uñas y los labios rojos. 








Pero no solo causaban tendencia las mujeres, sino que los hombres también sabían del tema. Todos ellos lucirán traje, aunque se diferenciarán según tela, color y forma. 

Empezando por Alberto, sus trajes constarán todos de tres piezas: pantalón, chaleco y chaqueta. Los tonos que suele usar son oscuros y la línea recta y clásica. Aunque tampoco necesita mucho más para estar siempre así de espectacular. Da igual traje que esmoquin, todo le sienta bien. 





Otro de los hombres que aparece en la vida de Ana (segunda temporada) es Carlos (Peter Vives). Un piloto de avión que irá algo más sencillo que Alberto, aunque también buscará una estética más moderna. Los trajes irán cambiando de seriedad dependiendo de la situación en la que aparezca. 

Pocas veces lo veremos con chaleco en sus trajes, más bien buscará un estilo desenfadado para la época. Aunque las corbatas y las pajaritas no faltarán. 




El siguiente personaje, más que pertenecer al círculo de Ana o de cualquier otro, nos pertenece a los espectadores. Raúl de la Riva (Asier Exeandía) es un personaje con el que te encariñas desde el primer momento porque presenta la figura del diseñador loco y soñador con ganas de vivir la vida. 

Su estilo vendrá marcado también por su carácter desenfadado y 'glamuroso' con el que se presenta. 

Destacará por sus pañuelos corbata y sus chalecos siempre lustrosos y relucientes, además de sedosos. En algunas ocasiones (por no decir la mayoría de veces), de la Riva nos soprenderá con esmoquin blanco, azul... Y no nos olvidemos de su tupé. 




Mateo (Javier Rey) será el mejor amigo de Alberto y su estética será muy parecida a la de este. La diferencia más característica en cuanto al vestuario (porque en el carácter está claro que no son la misma persona), serán los colores terrosos como el marrón o el ocre. Bueno, eso y la copita en la mano. 

Pero tampoco os alejéis mucho de él, porque será uno de los que te mantenga pegado al televisor. 




Por último, terminamos con los hombres trabajadores. 

Pedro (Adrián Lastra) y Emilio (Pepe Sacristán), el tío de Ana, tendrán un nuevo compañero de trabajo en la segunda temporada: el primo de Pedro, Jonás (Llorenç González). 

Los dos primos serán más humildes y eso se reflejará en su vestuario, con telas más baratas y básicas, y trajes con menos 'gracia' que los anteriores. El traje será un complemento más en su día a día, pero no formará parte de sus principales preocupaciones. 




Emilio será la cara más seria y disciplinada de esta serie, además de poseer una paciencia infinita. Pero tranquilos, porque acaba convirtiéndose en el tío de todos nosotros. 

Su línea será clásica, pero también modesta. El traje de tres piezas será su aliado, tanto dentro como fuera de las galerías. Y el color negro nunca faltará. La chaqueta, al contrario que los primeros, no contará con pañuelo de bolsillo, pero siempre estará presentable y elegante allá donde vaya. 





Por favor, no os perdáis esta magnífica serie. 




Tráiler de la primera temporada

Comentarios

  1. Muy buena entrada y muy buena elección de fotos.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! Espero que te haya gustado. En un principio quería incluir a todos los personajes, porque cada uno de ellos tiene una historia que contar, pero eran tantos que me ha sido casi imposible incluirlos.
      Saludos.

      Eliminar

Publicar un comentario

POPULARES