Witches of East End: Dash

Ya hemos hablado un poco sobre Killian y su vestuario, pero también está Dash Gardiner (Eric Winter), que es la cara opuesta de la moneda: totalmente diferente a su hermano (algo muy normal en la realidad). Su personalidad es más fuerte, aunque parece poco seguro de sí mismo en la mayoría de ocasiones por su impulsividad y creadme, aunque no lo parezca al principio, genio tiene. 





Aun así, el doctor consigue estar firme y mostrarse totalmente seguro y confiado con su apariencia de alto ejecutivo (cuando no lleva la bata de médico) con los trajes clásicos oscuros; las camisas ligeras, de colores claros y bien planchadas; con corbatas en algunas ocasiones, y cuando no las lleva, el cuello de sus camisas siempre está algo abierto (mostrando un poco más de cuerpo, que también hay escenas ligero de ropa como las de su hermano). 





Su presencia es impecable siempre y, aunque se acabe de levantar, nunca aparece desaliñado, al contrario, está a punto para cualquier acontecimiento y situación que se le presente por delante (será que sabe cuidarse...). En raras ocasiones aparece con camisetas básicas y con un estilo más informal, aunque se da la ocasión y tampoco hay motivos para quejarse




Nunca sale de su pulcro estilo, aunque en la segunda temporada, haciendo un pequeño viaje al pasado, Dash Gardiner nos sorprendió con su estilo ochentero (bigote y patillas incluidas). Aunque no dudamos de que en la época puede que triunfara, hoy en día nos chirría un poco verle con ese cambio tan radical de pantalones acampanados y camisas estampadas y bien abiertas (sacando pecho), y la cadena de oro bien colgada al cuello, por supuesto. 




Pero mucho cuidado, porque puede que las apariencias engañen y que la persona que menos te imaginas, puede que sea capaz de cualquier cosa. 






Tampoco recomiendo verlo antes de la segunda temporada


Síguelo en 

Comentarios