Los intocables de Eliot Ness

Anoche, como tantas otras veces, no podía irme a la cama sin haber visto primero alguna de las películas que los canales de televisión emitían. Puse Antena3 y acabé viendo "Asalto al tren Pelham 123" (que no la habría dejado de no ser porque entre el reparto aparecía Denzel Washington). Cuando terminó, me quedé a esperar a la segunda película de la noche (cosa que no hago nunca) y me sorprendió ver que era "Los intocables de Eliot Ness" (1987) con actores de la talla como Andy García, Robert de Niro, Kevin Costner o Sean Connery. 


Cartel de la película



La historia se remonta a los años 1930 en Estados Unidos, más concretamente a la zona de Chicago, con la crisis que siguió al año 29 y a una ciudad conquistada por la mafia italiana de Al Capone. La historia de gánsters y polícias nos recuerda también a la famosísima producción de "El Padrino", con la mafia como protagonista. 



Fotografía de Al Capone


El encargado de plantarle cara al millonario y mafioso Al Capone, será el agente del teroso Eliot Ness, encargado de controlar el contrabando y hacer cumplir la ley seca que por entonces estaba impuesta.


La caracterización está bastante bien conseguida con los trajes siguiendo el modelo de patrones y vestuario que predominaba en los años 30-40. Sobre todo si tenemos en cuenta que, parte del vestuario, lo realizó la mismísima casa Armani (ropa interior del personaje de Al Capone incluida). 






Las camisas blancas de cuello alto impecables y los trajes pesados de telas gruesas y cortes similares entre todos ellos, combinados con los pantalones de pinza de talle alto, mocasines relucientes y los chalecos, son perfectamente aplicables a la época. Además, el color que solía predominar en los trajes no estaba solo reservado a los grises y negros (como se puede ver más ahora), sino que el color camel en las gabardinas era muy popular (algo que se volvió a poner de moda hace muy poco tiempo). 





Las gafas gruesas con cristales redondeados, y sobre todo las gafas de sol, eran la moda del momento, así como los sombreros fedora, característicos por tener la forma plisada en la corona y la cinta de color (normalmente negra) tan popular dentro de todo personaje de ficción (y no ficción) de las películas americanas de época. En esta película tampoco faltarán las armas como complemento imprescindible, como se puede ver. Y cuanto más grandes y potentes mejor (escopeta en mano que van). 


Sombrero de fedora

Las cenas de gala tampoco faltarán, y las pajaritas que hacía a todo hombre elegante por entonces serán el complemento estrella, junto con el pañuelo blanco en el bolsillo de la chaqueta del traje (siempre negro, era mejor estéticamente). Y tampoco nos podemos olvidar de las pecheras blancas que se debía llevar bajo el chaleco. 







Luego aparece el estilo que más desentona o llama la atención, que es el de Jim Malone (Sean Connery), que es un policía irlandés con un estilo más particular aunque también encaminado a la moda del momento. La principal característica que le diferencia del resto, es la típica boina inglesa. 



Fotografía de boina inglesa


Así que si queréis saber más sobre esta película tendréis que verla, y si os interesan algunas de sus curiosidades podéis visitar esta página






Comentarios