Algo que celebrar: La boda de mi hermano

Empezamos el año y estrenamos series, como la que anoche ofreció Antena 3 para las noches familiares de los miércoles, ya que la serie "Algo que celebrar" va de eso, de familia. Y es que todos tenemos nuestro más y nuestros menos, pero lo que de verdad importa es la relación que uno sólo entra y puede tener dentro de su familia. 





Los protagonistas de anoche, son una familia fundada por pasteleros y la serie empieza en su primer capítulo con, nada más y nada menos, la boda de Santi (Alejandro Sauras), el pequeño de los Navarro y algo cabeza loca (¿y quién no lo es?); con su reciente novia (sólo llevan juntos tres meses (empieza bien el chico), Rose (Kimberley Tell). Ella es escocesa y en la boda su familia dará algo más de vidilla a la ceremonia, sobre todo vistiendo la tradicional falda escocesa: el kilt




Ella utiliza un estilo más tradicional, con líneas más rectas y vestidos de inspiración pin-up (aunque más sencillos y menos ajustados que en los años 50). La ropa refleja el carácter de las personas, y con ella han querido mostrar a una chica dulce y alegre. 




El vestido de novia será el que su madre se puso cuando era joven y, por eso, el estilo del vestido seguirá siendo también muy clásico y más tradicional: corte princesa con falda de tul y y corsé de tirantes anchos con bordados. Mientras que Santi vestirá siempre con una línea moderna y actual, sin ningún detalle a destacar en particular en su vestuario. 



Por otro lado está una de las protagonistas principales, Eva (Norma Ruíz), que será más reconocida por llevar las converse hasta el extremo (las incluye en todos los modelos, o al menos lo intenta). Su estilo es más simple, dando un toque también a los recogidos de aspecto descuidado que suele llevar (la cola de caballo es la clave). Jeans y camisas de leñador no faltan en su atuendo. Aunque, en la boda, elegirá un vestido corto y vaporoso, sin grandes detalles ni complementos llamativos, sólo la cintura creará un punto de rotura metiéndose hacia dentro y rompiendo con la línea recta del vestido. 





Siguiendo con los hermanos Navarro, aparece Laura (Cristina Peña), que es todo lo contrario que su hermana más pequeña: más recatada (más conocido como "pija") y con un estilo más clásico y cuidado. Su entrada en escena ya destaca con respecto al resto de la familia: prendas más típicas de una reunión de trabajo que de una reunión familiar. Su primer modelo es en tonos pastel, con pantalón de vestir alto, blusamuy ligera y fina, y blazer beige. 





Por último, estaría Lolo (Ricardo Caastella), el mayor de los hermanos y el continuador del linaje pastelero. Sus trajes recuerdan a la imagen que podemos hacernos todos sobre el típico prototipo de hombre español (aunque él no tan exagerado, a la hora de vestir): camisa clara, cinturón y pantalón de talle alto. Luego está su mujer, que también es el modelo de mujer española de clase media que intenta lucirse más con su armario, aunque consigue destacar por los colores chillones que suele integrar y no por la "sofisticación" que pueda buscar. Aunque al principio del capítulo podemos ver a una Pilar (Ana Rayo) tirando a los años 70. 





Haciendo alusión a otro tipo de parentesco, aparece la prima Mariví (Alicia Rubio) de los hermanos Navarro, la típica choni de barrio (aumento de pecho y chicle incluidos). Su papel fundamental en todo el lío familiar será el de liarse con el ex (amante platónico) de Eva, Gorka (Raúl Fernández). Colores eléctricos, el dorado (en todo su esplendor), los grandes pendientes colgantes y las pulseras monumentales (además del cinturón), serán sus grandes aliados. 



Espero poder seguir escribiendo sobre esta serie cada semana, porque si la familia Navarro pretende ir de celebración con cada capítulo, aquí hay mucho vestuario que analizar. 





Comentarios

POPULARES